Ahora te servimos a domicilio SIN PORTES en Salamanca capital en pedidos de más de 30 €. ¡Llama al 923227687!

jueves, 8 de noviembre de 2012

¿Eres intolerante a la lactosa? Alternativas sanas a la leche

Si formas parte de ese 15% de españoles que cada vez que toman leche sienten pinchazos y dolor abdominal, lo más probable es que sufras intolerancia a la lactosa. ¿La solución? Hoy nos la da nuestra colaboradora Tareixa Enríquez, Directora de Comunicación de Santiveri España, que además nos explica cuales son las causas de esa intolerancia y qué es lo que hay que hacer para evitarla.

¿Eres intolerante a la lactosa. Alternativas sanas a la leche
Eliminar la leche de vaca de la dieta (que contiene entre un 4 y un 5% de lactosa) y sustituirla por sabrosas y nutritivas alternativas es lo más indicado en estos casos.
Veamos primero qué es la lactosa y cómo comprobar si tenemos problemas con ella. La lactosa es el azúcar principal de la leche y está formada por dos moléculas: la glucosa y la galactosa. Para digerir la lactosa nuestro organismo debe separar estas dos moléculas y para ello fabrica una enzima llamada lactasa.
Cuando el organismo no produce suficiente lactasa, la digestión de la lactosa se hace mal y es cuando podemos hablar de intolerancia a la lactosa. Cuando existe esta intolerancia, una parte de la lactosa no es digerida, pasa al colon y produce ácido láctico, ácidos grasos volátiles y  gas. El medio se acidifica y el tránsito se acelera, provocando problemas intestinales. 
¿Cuál es la causa de la intolerancia a la lactosa? 
Pues salvo excepcionales predisposiciones genéticas, la intolerancia a la lactosa está ligada a la edad. Los bebés necesitan mucha lactosa para asimilar bien la leche materna, su único alimento, y por eso normalmente la producen en cantidad. Pero a partir de los 18-20 años, la fabricación de esta enzima decrece y mientras algunas personas conservan una producción suficiente para continuar asimilando la lactosa de la leche sin dificultad, en otras ésta disminuye mucho y por ello presentan problemas de intolerancia. 
¿Tengo que dejar los lácteos?
Hay dos pruebas sencillas que te ayudarán a saber si tus problemas intestinales son debidos a la lactosa. La primera consiste en tomar en ayunas dos vasos de leche sin ingerir ninguna otra cosa en dos horas y observar. Si aparece algún síntoma (dolor abdominal, pinchazo, diarrea, etc.) es obvio que la lactosa te da problemas. La segunda prueba consiste en dejar de comer durante 15 días todos los alimentos que contienen lactosa (leche, queso, yogur, etc.). Observa cómo te sientes y cómo haces la digestión. Si mejoras, lo más probable es que sufras algún grado de intolerancia a la lactosa. Pero si quieres asegurarte deberás pedirle a tu médico una prueba hospitalaria que consiste en controlar la dosis de  hidrógeno expirado tras tomar lactosa. 
Alternativas sanas
Si debes dejar de tomar lácteos, no hay problema, ya que dispones de muchas alternativas que te permitirán disfrutar de los nutrientes valiosos de la leche, como el calcio, proteínas, etc. Para sustituir la leche de vaca, el yogur y los postres elaborados con leche animal, en las tiendas de dietética hay nutritivas y deliciosas alternativas sin lactosa y sin proteínas lácteas como:
-Bebidas de soja, enriquecidas con calcio, con un deliciosos sabor que gusta a todos, niños y grandes.
-Bebidas de avena, también con calcio, fácil de digerir y de excelente sabor
-Bebidas de arroz, más ligera y digestiva, ideal para dietas blandas post diarrea u otros problemas digestivos.
-Leche de almendras, sabrosa y energetizante, ideal  para sustituir la leche de vaca  en desayunos y meriendas, ya que aporta todas las ventajas nutricionales de este fruto seco tan rico en calcio. 
-Yogures de soja, deliciosos y de todos los sabores, que aportan lactobacilos igual que los yogures de vaca.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Correo:herbolario1@gmail.com Tfno:923227687 626610730